Enfado justificado

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

 

«Para mí es un placer jugar con Francia», dijo ayer Benzema para acabar con todas las críticas que ha recibido en lo últimos años. Para él es un placer, para el Madrid es un sufrimiento. Que Benzema juegue con Francia, que Modric lo haga con Croacia, Ronaldo con Portugal o cualquier jugador que dispute un encuentro con la Selección, porque es ahí cuando caen los futbolistas, sin que los servicios médicos del Madrid nada puedan hacer para evitarlo.

Antes de que empezasen las concentraciones de los jugadores internacionales de esta semana, el Madrid había avisado a los equipos médicos de Francia, Gales, Croacia y España de que Benzema, Bale, Modric e Isco podían tener problemas musculares y que había que ir con cuidado con ellos. El método de Benítez sirve, entre otras cosas, para estudiar al máximo a los futbolistas e intentar prevenir cualquier lesión, si bien en muchas ocasiones es imposible protegerse del azar. Lo que ha dolido en el conjunto blanco es que lo de Benzema sí que se podía haber evitado. El Madrid ha intentado cuidarle mientras ha jugado partidos con la camiseta blanca, pero nada puede hacer cuando se marcha con la selección. Benzema cayó y en el club español no se lo podían creer. Todas las lesiones graves, las que han dejado cojo al Madrid en los momentos importantes, han ocurrido con las selecciones. Le pasó a Khedira, que se rompió la rodilla en un encuentro internacional con Italia y ya nunca más volvió a ser un futbolista importante en el conjunto blanco, y ocurrió la temporada pasada con Modric, en noviembre del año pasado. El croata cayó también en un partido contra Italia y estuvo el resto de la campaña a medio gas, sin terminar de estar totalmente recuperado.

Lo que ocurrió con Modric dejó una profunda huella en el club. A esa lesión se achacan gran parte de los males del segundo año de Ancelotti. Las bajas diezmaron a la plantilla en el mes de febrero y fue en invierno cuando comenzó la despedida de casi todo. El lastre fue demasiado para que el equipo cogiera vuelo en los meses posteriores. Y se cerró el curso sin levantar un título.

Si se para la Liga por los choques de selecciones, en el Madrid tiemblan. Esta temporada, en el primer parón cayeron Danilo y James, ahora Benzema y, levemente, Modric. «De la UEFA y la FIFA no se espera nada, ni ahora ni en un futuro, a la vista del dantesco escenario en el que están envueltas», decían desde el club blanco esta semana, buscando a alguien a quien dirigirse, alguien que les ayude. En verano, el Madrid fichó para que con los jugadores suplentes se pudiera hacer un equipo competitivo para circunstancias como la que está viviendo ahora. Contra el Levante, James no llega, tampoco Modric ni Benzema. Los tres jugadores con más talento individual de la plantilla. Después hay que visitar al PSG. Pero lo que se teme de verdad en el Madrid es que el próximo parón por selecciones es en noviembre, después de jugar en el campo del Sevilla, pero justo antes del primer choque contra el Barcelona esta temporada.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | | credito capital privado | tendencias de moda | | | |