El chiringuito de Pedrerol: Real Madrid: todos a una

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

 

El parón de Liga ha servido para que los madridistas sufran en sus propias carnes los caprichos de muchos seleccionadores, como el del francés Didier Deschamps con Karim Benzema. También para confirmar que los clubes siguen sometidos a la dictadura de la corrupta FIFA. Pero este descanso en la competición local debe servir además para que cada uno asuma su papel en el vestuario del Real Madrid. Toca reflexionar.

– Palo y zanahoria

Benítez debe entender que la autocrítica es el mejor camino para ganarse el respeto, y que señalar públicamente a tus jugadores es sólo el último recurso tras muchos intentos cara a cara. El míster debe manejar mejor sus armas y reaccionar con la humildad del que llega al club más exigente del mundo, con todo lo que ello supone. Eso no significa arrugarse. En absoluto. Sí combinar la mano dura con el abrazo y el palo con la zanahoria. Tiene que comprender que todo está inventado en este mundillo de estrellas, de estrellitas y estrellados.

– Un líder silencioso

El entrenador debe asumir este rol, pero también el capitán tiene que dar un paso al frente y corregir algunas actitudes. El líder no está para salir a contestar a su entrenador por una crítica, por muy desafortunada que ésta sea. El verdadero líder es quien sabe callar, apretar los dientes y esperar el momento más oportuno para decir las cosas. Ramos tiene autoridad suficiente para llamar a la puerta del despacho de Benítez y echarle en cara sus declaraciones. Es bueno blindar el vestuario. Es necesario que Sergio asuma el papel de líder silencioso, de prudente capitán. Él también debe ayudar al entrenador, decirle lo que no le gusta y aportar soluciones.

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

– A la cara

Si los jugadores están cansados de la negatividad de Benítez, que se lo transmitan personalmente. Si están hartos de tanta estrategia, que se lo rebatan a él. Si se aburren en los entrenamientos, que lo hablen todos juntos. Si se sienten coaccionados en los partidos, que den la cara para quitarse el corsé. Eso es un equipo.

– El Madrid del compromiso

Ha llegado la hora de construir otro Madrid. El Madrid del compromiso, el Madrid en el que van todos a una. Tienen que quedar atrás los enfados de Cristiano por los comentarios inapropiados de Benítez en pretemporada. El portugués tiene que dar un golpe sobre la mesa. La baja de Benzema requiere de su fútbol y de su tensión competitiva para que los blancos no pierdan gol en los difíciles partidos que vienen.

– Menos reproches

El equipo blanco debe recuperar la autoestima para competir. No vale decir que no pasa nada. No vale engañarse. Es el momento de que todos remen en la misma dirección sin tantos mensajitos volando por todas partes. El Madrid puede ganarlo todo esta temporada, sí. Pero debe cambiar reproches y malos rollos por trabajo e ilusión.

Source: Fútbol

Diseño web GrupoUnetcom | | | | maniquis | Posicionamiento natural | PAGERANK |