Mucho más que un entrenador

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Cesare Prandelli (19-8-1957, Orzinuovi) es mucho más que el nuevo entrenador del Valencia. Como jugador lo ganó todo con la Juve y como técnico ha dirigido a casi la mitad del Calcio, a la «Azzurra» y al Galatasaray antes de recalar en Mestalla. La grandeza de Prandelli, que ha firmado hasta el 30 de junio de 2018, está más allá de su palmarés y de sus halagos al nuevo reto que afronta. «Es un proyecto fascinante», asegura.

Mientras Sandro Pertini celebraba en el Bernabéu la victoria de Italia en el Mundial’82, Cesare Prandelli se casaba con Manuela Caffi. Llevaban toda la vida juntos, pero no hubo final feliz. En 2001 detectaron un cáncer a Manuela. La situación se fue agravando y en la temporada 2004/05 Prandelli había aceptado el reto de dirigir a la Roma de Totti. Era uno de los equipos más apetecibles del Calcio, pero el entrenador puso por delante la salud de su mujer. Renunció al banquillo y se dedicó a cuidar a su esposa, «lo único importante», como él mismo aseguraba. En noviembre de 2007, Manuela se rindió y Prandelli se dedicó a entrenar. «Me alivian el campo, los chicos, los partidos… Solo me siento perdido», afirmó entonces.

Casi diez años después, Prandelli se define como un entrenador al que le «gusta tener la pelota, aunque sea imposible tenerla siempre. Mi idea de juego es hacer un equipo compacto con una, dos o tres ideas precisas para desarrollar», asegura. Prandelli es la nueva apuesta de Peter Lim y de Suso García Pitarch. Su llegada se debe a un inicio de temporada más que caótico en el club. La falta de recursos económicos, como ha reconocido el propio García Pitarch, obligó a apostar por Pako Ayestarán en vez de hacerlo por un técnico de renombre. Cuatro derrotas en otros tantos partidos acabaron con la trayectoria del guipuzcoano y obligaron a recurrir a una solución ya habitual: Voro. Desde el primer día, el hombre de la casa al que ya se ha recurrido en numerosas ocasiones dejó claro que era una solución temporal. Voro enderezó la nave y ahora es el turno de Prandelli. «No podemos fantasear, la realidad es la que hay. Como entrenador debo de hacer que los jugadores mejoren y para mí son los más fuertes de la Liga. No pienso en el mercado», aseguró sobre posibles fichajes.

Prandelli parece tener claro al club al que llega y habló del jefe, Peter Lim. «Parece que está distante del club, pero no es así. Tiene un proyecto a largo plazo y una idea inteligente del fútbol», señaló. Y luego lanzó un guiño a una masa social que está harta de la irregularidad mostrada por el equipo. «Es un honor estar en un club glorioso e importante como el Valencia y hay que devolverlo a su lugar histórico. Los jugadores deben sentirse responsables de representar a esta ciudad y a su afición. Los aficionados son el alma de todos los equipos y son indispensables para nosotros», afirmó el italiano.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | EMPRESAS DE REFORMAS | servicio tecnico piscinas | arrancadores progresivos | estampación de camisetas | gestoria en valencia | variadores de velocidad |