Hernia fiscal

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Hay lesiones y lesiones. Están las musculares, que afectan a la condición física y que en el Madrid, hasta la fecha, han machacado a 17 jugadores, prácticamente recuperados para el Clásico, aunque algunos como Sergio Ramos sobreviven con infiltraciones; y están las tributarias, que comen el coco, corroen, mortifican y que en el Barcelona dejan en mal lugar a Leo Messi, Neymar y Mascherano. Este último, para evitar secuelas y padecer durante meses una dolorosa hernia fiscal, ha pagado a tocateja lo que no contribuyó y la multa correspondiente. Messi también ha pasado por caja y en 2014 fue el primer contruyente individual al fisco español tras devolver ¡56 millones de euros!, que no le han servido, por ahora, para sacar el pompis de los juzgados.

Lo de Neymar es más complejo. Los 57,1 millones que dijo Rosell que había costado su fichaje, según la Fiscalía son 94,8 y quedan multas pendientes de hasta 62,6, después de que el Barça pagara una de 13,5 en nombre del jugador, que continúa inmerso en un proceso por fraude. En Brasil le reclaman 14 millones y le han embargado por valor de 43; en España prosigue bajo sospecha, inspeccionado y en los tribunales, lo cual ha impulsado a su progenitor a amenazar con una «espantá».

Según iba Messi haciendo las paces con el fisco, el Barcelona incrementaba su ficha, para que las penas con subidas extraordinarias y primas por objetivos fueran menos. El padre de Neymar no anda a la zaga del de Leo, sino todo lo contrario, y en la semana del Clásico ha advertido de que si la Hacienda española no mira para otro lado con su niño hacen la maleta y se van. El recado ha encogido los corazones en Can Barça; pero han captado el mensaje: hay que subirle el sueldo, o adiós. Estos problemas coyunturales no se aprecian en el campo, donde el astro brasileño juega mejor cada partido y ha conseguido que Leo ya no sea del todo imprescindible; palabras mayores. Su despliegue sobre el terreno de juego y los números, le favorecen; con ellos en la mano, reclama más euros del fondo de reptiles azulgrana.

Sin que intervenga el fiscal sino el agente, James, cliente de Jorge Mendes, ha pedido un aumento al Madrid. El caso de Cristiano, cliente de… Jorge Mendes, es más complicado; sus estadísticas actuales no alcanzan para exigir una subida, pero no deja de enviar recados contradictorios sobre su futuro. Y el Clásico está ahí.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | | maniquis | Posicionamiento natural | PAGERANK | Muy curioso | FENIEENERGIA |