Cuestión de puntería

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

«Ha sido una cuestión de efectividad, hay que mejorarla. En el segundo tiempo les superamos», explicaba Benítez tras la caída en Villarreal. El equipo había «regalado» la primera parte con una falta flagrante de intensidad, pero en la segunda sólo el desacierto frente al portero rival había evitado que la derrota se convirtiera en una meritoria remontada. No alcanzó el Real Madrid ni siquiera el empate en El Madrigal porque Benzema cabeceó demasiado a la izquierda cuando estaba solo, primero, y chutó después muy cruzado un buen centro de Bale, por ejemplo. Lo del segundo tiempo en Villarreal fue una cuestión de puntería, una explicación que se puede extender al titubeante comienzo de curso blanco. Al menos, eso dicen los números de este curso comparados con los de las últimas temporadas.

Los blancos han sido últimamente el conjunto más goleador de la Liga BBVA, cuando consiguieron el título, y por encima del campeón cuando terminaron por detrás. Nadie marcaba más que ellos y tampoco había un rival que lo intentara más ante la portería rival. Esto no ha cambiado con Rafa Benítez al mando: el Madrid sigue siendo el conjunto más rematador, pero como ha explicado el técnico en más de una ocasión, es la efectividad lo que ha cambiado. En las dos ligas con Ancelotti en el banquillo, el Madrid remató 734 veces en la 2013/14 y 655 en la 2014/15, consiguiendo un gol cada 7 y 5,5 intentos, respectivamente. Mirando más hacia atrás, se puede comprobar que en el último curso de Mourinho el equipo lo intentó 706 veces, obteniendo premio cada 6,8 remates. En la 2011/12, la del último título liguero que luce en las sala de trofeos del Santiago Bernabéu, los delanteros madridistas chutaron 728 veces y sólo necesitaron seis disparos para conseguir superar al portero rival.

Este Real Madrid, el de Benítez y su fama de entrenador conservador, se mantiene como el que más a menudo preocupa a la defensa enemiga, porque ya ha rematado 287 veces en las 15 jornadas que van disputadas. El Barcelona y el Atlético, ambos colíderes con cinco puntos más en la tabla, sólo han probado suerte en 248 y 194 oportunidades, respectivamente. Los azulgrana son segundos en este apartado, mientras los rojiblancos son quintos, por detrás de Sevilla y Celta. Nadie inquieta al Madrid en este sentido, pero en contraposición a lo que sucedía anteriormente, los de Chamartín no son los mejores goleadores. Acumulan 32 goles, a cuatro de los 36 del Barcelona. Las matemáticas dan la razón a Benítez al corroborar que este año les hace falta ensayar nueve veces el disparo para celebrar un gol, dos más que el peor registro en los cinco cursos previos (el primero de Ancelotti). «Encajamos menos, pero tenemos ocasiones y no encontramos la portería. Es una cuestión de efectividad», insistía Rafa en la sala de prensa de El Madrigal. «Cuando subamos el promedio, todo cambiará», añade el entrenador, que ya se refirió a esto tras los empates ante el Málaga y el Sporting. Dos claros ejemplos de falta de puntería blanca esta temporada. Cuando aciertan, llegan goleadas como las del Betis, Shakhtar o Malmoe.

Source: Fútbol

Diseño web GrupoUnetcom | Viajar por el mundo | Empresa de reformas en Madrid | Apple Watch | | | EMPRESAS DE REFORMAS |