Trabajo y talento

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Para Benítez, la posesión del balón no siempre es sinónimo de control y dominio del partido. «Hay varias teorías sobre eso», admitía después de que la Real Sociedad firmara varias jugadas con más de 20 toques seguidos sobre el césped del Bernabéu. Zidane tiene otra idea y es la de que su Real Madrid tenga la pelota el mayor número de minutos posible y sea creativo en el centro del campo. El francés quiere un equipo protagonista, a la altura de la dimensión en calidad y cantidad de su plantilla. Habla lo justo, pero lo hace de forma muy clara y directa. Fue breve en el primer saludo a los futbolistas y también en las charlas posteriores. Ha pedido trabajo a sus jugadores como primer ingrediente de la receta de la recuperación, que completará poniendo todo el talento posible sobre el césped.

Su plan es que sigan jugando los tres delanteros y que sean importantes hombres como Isco o James, a los que Benítez fue quitando la poca confianza que les tuvo desde el principio. Si Bale no es de los más felices con el cambio en el banquillo, los dos mediapuntas sienten algo parecido a una liberación, aunque ahora les toca el enfrentamiento directo en busca de un puesto en el once.

El colombiano ha pagado las dos lesiones sucesivas que le han dejado fuera de la mitad de los encuentros de Liga. De los nueve que ha jugado fue titular en siete, pero resulta curioso que fuera suplente en el arranque en Gijón (una de las primeras decisiones que le costó duras críticas a Benítez) y ante el Sevilla en un partido tan duro y clave como el de Mestalla, donde ni salió del banquillo. James no sentía la confianza del técnico y el entrenador no lo veía como un futbolista imprescindible. «Calidad no es sólo tocar bien el balón», se defendía en los últimos tiempos, en los que Isco pasó de titular a olvidado. Desde la derrota en Villarreal el 13 de diciembre, el malagueño desapareció y no jugó ante el Rayo Vallecano, la Real Sociedad y el Valencia.

Para los dos debería ser un soplo de aire fresco la llegada de «Zizou», dispuesto a jugar siempre con uno de ellos y, de momento, no echar mano de Casemiro para reforzar el doble pivote formado por Kroos y Modric. Zidane cree que la buena relación que Ancelotti tenía con la plantilla es el modelo a seguir y quiere implantar ese buen «feeling» que Rafa había perdido con James e Isco, entre otros. Los dos aprendieron con Ancelotti a jugar un poco más atrás de lo que su genética les pedía y a sacrificarse en defensa sin balón para poder tener un hueco entre los titulares. Ambos lo entendieron con el italiano e influyeron en el equipo más de lo que son capaces ahora. La idea de Zidane es que el Madrid tenga más la pelota, que sus mediapuntas se sientan más cómodos y vuelvan a ser decisivos.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | refinanciar deudas | asnef rai | revista del corazón | noticiero de telefonía |