Trabajar en julio, triunfar en mayo

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Nadie en el Real Madrid ha olvidado el final del año 2014, cuando el equipo sumaba y sumaba victorias, ganaba el Mundialito y el futuro era un lugar prometedor. Después, todo se vino abajo y en los análisis internos del club se llegó a la conclusión de que el equipo se había caído físicamente. Demasiada intensidad al principio, que después se pagó de manera muy cara. Dos años después, con un calendario similar, se confía en Zidane y en su equipo para evitar que se repita esa situación. Y uno de los momentos fundamentales para evitarlo es la pretemporada que empezó ayer. Bernardo Requena es el preparador físico a la espera de que aterrice Antonio Pintus, una petición de Zidane. El técnico conoce muy bien el reto que le espera y quiere todas las cartas en su mano.

No es lo mismo preparar un ciclo de todo un año que uno de seis meses, aunque lo sucedido la temporada pasada desde que llegó Zidane hace que los dirigentes blancos sean optimistas: la plantilla blanca acabó a todo ritmo. Fue superior al Atlético en la prórroga de la final de la Champions y el papel de madridistas como Bale o Kroos, incluso Lucas Vázquez, en la Eurocopa dan fe del buen trabajo que se hizo en el aspecto físico durante los seis meses que el francés estuvo al mando.

Uno de los primeros trabajos de Zidane al llegar al Real Madrid fue hacer una pequeña pretemporada en enero. Como el equipo blanco no disputaba la Copa del Rey, tuvo semanas enteras para entrenarse, con tranquilidad y pensando en que tenía cinco meses para llegar al éxito. Le salió bien y el equipo estuvo muy entero en los días decisivos. Ahora, se tiene que conseguir que la plantilla compita a buen nivel el 9 de agosto, que es cuando se disputa la Supercopa; que, además, rinda sin problemas durante los partidos de Liga, que llegue en perfecto estado a diciembre, cuando se disputa el Mundialito, que es el gran objetivo del primer tercio de la temporada y, por último, alargar el pico de forma hasta mayo, cuando se certifica el éxito o el fracaso.

En el Madrid se miran en su espejo de 2015 y también en el del Barcelona de 2016, que llegó con la lengua fuera. Por eso, la pretemporada está menos cargada de viajes que otros años, para que se pueda realizar un mejor trabajo, y el plan de fichajes y de salidas está pensado para que en todas las zonas del campo haya dos jugadores por puesto sin que se produzca un desnivel de calidad. De ahí, por ejemplo, la insistencia en que Morata continúe.

El plan es dosificar a los jugadores para evitar problemas musculares y no forzarlos. Es probable, por tanto, que ni Keylor Navas ni Cristiano Ronaldo jueguen la Supercopa de agosto. Cristiano y Pepe serán los últimos en incorporarse al equipo, tras ganar la Eurocopa y es con el delantero con quien más cuidado se va a tener. En febrero va a cumplir 32 años y todos están convencidos de que tiene que disputar menos minutos y centrarse en los decisivos. De vacaciones con su familia en Ibiza, no se va tener ninguna prisa en su recuperación.

Ronaldo se incorporará en Nueva Jersey o quizá ya en Madrid, cuando el equipo vuelva para preparar la Supercopa de Europa. Lo que espera ahora es mucho trabajo de acondicionamiento, de gimnasio, para ir cogiendo forma física. Ayer se sometieron a los análisis de sangre y orina, a una ecocardiografía, a una antropometría y a un escáner corporal. A partir de ahora toca sufrir. Hay que ponerse en forma para toda la temporada.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | asnef | reformas integrales Madrid | Buen dentista en Madrid | obras y reformas Madrid | creditos taxistas | presupuestos reformas integrales en Madrid |