Ronaldo ya asusta

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

No ha querido cambiar Zidane casi nada en la preparación del Real Madrid para no poner nerviosos a sus jugadores. El objetivo del entrenador blanco es seguir con la rutina y, sobre todo, evitar las lesiones, que tanto han castigado a su equipo durante toda la campaña. Por eso han tenido dos día de descanso y sólo hoy volverán a entrenarse en una sesión abierta al público. Es decir, que al Madrid le quedan tres días (mañana, jueves y viernes) para trabajar sin ojos que les miren. Está todo bajo control, incluso las lesiones. De Varane ya se sabe que no va a estar; Arbeloa tampoco y James está intentando llegar a punto para el sábado. Pero ahora mismo esos tres son futbolistas secundarios. Lo que preocupa de verdad es el estado físico de Cristiano Ronaldo.

El portugués estuvo durante la semana pasada entrenando a una intensidad algo menor que sus compañeros, porque se le quiere proteger al máximo y que llegue en plenitud al día decisivo. Nadie en el club blanco duda de que el portugués va a jugar la final: fue titular hace dos años, cuando llegó al límite de sus fuerzas y bastante tocado. Esta temporada, sobre el césped del campo del Wolfsburgo, ya explicó que si ese choque de cuartos hubiese sido una final, la hubiera disputado sin ninguna duda.

Quiere estar y unas molestias no le van a impedir ser titular. Tendría que estar cojo y, aún así, habría dudas acerca de si jugaría o no. En una campaña en la que el rendimiento de la estrella portuguesa ha ido de la regularidad hasta la contundencia habitual en el tramo final, se está preparando para cerrarla con un éxito y sumar su tercera Champions. Es consciente de que sus números son asombrosos, pero necesita títulos colectivos para redondear su currículum.

Que va a jugar es seguro. Lo que preocupa a los madridistas, tras lo oído estos días, es si lo va a hacer en las mejores condiciones físicas. Las ocasiones de gol que va a permitir el Atlético van a ser mínimas y el Madrid necesita la mejor versión de su goleador. Por eso ayer, para evitar preocupaciones innecesarias, Cristiano dejó muy claro que no le sucede nada grave y que no va a faltar a la cita. Lo hizo mediante una foto en su Instagram, en la que se le ve haciendo ejercicio en su casa. «Entiendo que es un trabajo de elásticos adaptado al tren inferior y el que tiene sujeto en el tren superior y brazos tiene toda la pinta de ser elástico para trabajar tren superior e inferior con musculatura abdominal», cuentan a este periódico desde la asociación de preparadores físicos, tras ver la foto del futbolista.

Pese a que se le vende como un enfermo del gimnasio, dentro del club explican que Cristiano se cuida mucho y bien, pero que no hace excesos que podían ser perjudiciales para su salud. Arbeloa, Lucas Vázquez y él son los que más trabajan después de los entrenamientos, pero el que más juega de los tres, el que hace más desgaste físico de verdad, es el portugués. Él sabe que de su físico y de la manera en que lo cuide depende lo que le queda de carrera y hace lo máximo para estar a punto. Lo explica Ancelotti en un libro que está a punto de publicar: «Se tomaba baños de hielo a las tres de la mañana», cuenta. «Lo hacía. ¡Y tenía a Irina Shayk esperándole en casa! No le importa el dinero, lo único que quiere es ser el mejor».

Cuando estaba Rafa Benítez en el banquillo, al portugués se le vio más distante. Sin embargo, el entrenador madrileño manejaba datos en los que se confirmaba que el estado físico de su estrella era tan bueno como otras temporadas. Pero no terminaba de convertir eso en goles. La llegada de Zidane al banquillo cambió el humor de Cristiano y su fiabilidad frente a la portería contraria: volvió a ser el futbolista caníbal, que no hace más que pensar en aniquilar al rival, sin importarle quién sea ni lo que hay en juego.

Pero los problemas en el bíceps femoral, que le dejaron fuera de juego en el choque de Manchester, siguen preocupando. No jugó la segunda parte del último encuentro de Liga y se cuida ahora con mimo. Pero sin pausa.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | No hay Registros