Neymar se la lía a Messi

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

¿Se imaginan un Mundial sin Leo Messi, el mejor futbolista del planeta? Pues no es una locura pensar que eso suceda en Rusia 2018. No lo era antes del clásico Brasil-Argentina, y lo es todavía menos después del partido. El conjunto amarillo pasó por encima de un rival sin alma sin ideas sin nada, y con su estrella desconectada. Poco importó que el duelo se disputara en el Mineirao de Belo Horizonte, allí donde Alemania le marcó siete goles a la «canarinha» en el pasado Campeonato del Mundo. Nada de maldiciones. Coutinho, Neymar y Paulinho ajusticiaron a la albiceleste, que en estos momentos está fuera del Mundial. Se clasifican las cuatro primeras, la quinta disputa una repesca, pero el equipo de Messi es sexto. Quedan siete jornadas, pero lo vivido es preocupante. Ni con Leo funcionó. Neymar se la lio a su amigo y socio el día que fueron «enemigos».

Tiene Argentina un problema con el gol: sólo lleva once en el mismo número de partidos de la fase de clasificación. Pero su verdadero problema está más atrás, en el centro del campo. Le falta fútbol a la albiceleste en el sentido combinativo. Le falta calidad y con jugadores más pensados para la contención que para la creación no hay manera de conectar las líneas. Ser «cancheros» no sirve para suplir esas carencias. La cara de Messi lo decía todo. No sabía qué hacer, desesperado. Si se quedaba más arriba no le llegaban balones. Si bajaba demasiado, no lograba llevar la pelota a Higuaín. Parece sencillo frenar a Argentina. Fernandinho, por mucho que viera una amarilla rápido, y Paulinho vigilaban de cerca a la Pulga. Y con el «10» fuera de combate, se acabó el equipo albiceleste. No es que Brasil deslumbrara con el «jogo bonito». Hace tiempo que la «canarinha» no es esa selección. Pero sí es un grupo rocoso, bueno en la presión y más práctico que bonito. Compite. Empezó sin el balón, pero no incómodo. Argentina no le dañaba y a la primera que Neymar conectó con Coutinho armaron una buena. El atacante del Liverpool se sacó un disparo desde fuera del área que superó con claridad a Romero. Un golazo. Antes, Biglia lo había intentado desde fuera del área, pero respondió bien Alisson. Un espejismo. No estaba Argentina y a Brasil le servía con fogonazos para mandar. Aparte de un problema colectivo, los de Bauza también tenían problemas individuales. Errores fatales, y de un saque de banda de Marcelo llegó el 2-0 de Neymar, justo antes del descanso. El azulgrana ya había avisado poco antes con un tiro al palo en una acción en la que dejó en mal lugar a su compañero Mascherano. Se fue en velocidad de él como un bólido dejaría atrás a un 600.

El segundo tanto supuso la defunción de Argentina. Con un gol de diferencia, todavía se podía encomendar a una genialidad de Leo. A un milagro. Por ejemplo en forma de falta, pero el «10» tuvo tres y no acertó con ninguna. La segunda mitad fue un festival y una fiesta local. Neymar volvía loco a Zabaleta y seguía sin enterarse la albiceleste. Intentó Bauza cambiar al equipo: salió un delantero por un medio, Agüero por Enzo Pérez. Pero el problema de base seguía ahí. Para marcar gol hace falta llegar arriba. Paulinho consiguió la tercera diana tras un fallo de Mas, poco atento para despejar, y la goleada todavía pudo ser mayor. Ya antes el centrocampista brasileño remató demasiado flojo y Zabaleta llegó a despejar el esférico muy cerca de la línea de meta. Buscaba Argentina a Messi y no lo encontraba. No tenía nadie más a quien buscar. Se fue prácticamente sin decir ni «mu» en una segunda mitad que se le hizo eterna. El martes le espera Colombia más a vida o muerte que nunca. Cantaba «olés» el público que hace dos años lloraba cuando enfrente estaba Alemania. Brasil es líder de grupo y ya casi tiene en sus manos el billete para Rusia. Esta vez Argentina no puede poner la excusa de que le faltaba su estrella. Ni con Messi ni sin él. Queda mucho, sí, pero no pinta bien la selección albiceleste.

Resultados: Colombia, 0-Chile, 0; Uruguay, 2-Ecuador, 1; Paraguay, 1-Perú, 4; Brasil, 3-Argentina, 0

3- Brasil: Alisson; Alves, Miranda (Thiago Silva, min 87), Marquinhos, Marcelo, Renato Augusto, Fernandinho, Paulinho, Coutinho (Douglas Costa, min 85), Neymar y Gabriel Jesús (Firmino, min 82).

0-Argentina: Romero, Zabaleta, Otamendi, Funes Mori, Mas, Enzo Pérez (Agüero, min 46), Mascherano, Biglia, Di María (Correa, min 71), Messi e Higuaín.

Árbitro: Julio Bascuñán (Chile). Amonestó a Fernandinho, Marcelo, Funes Mori, Otamendi y Biglia.

Goles: 1-0 (min 24): Coutinho. 2-0 (min 45): Neymar. 3-0 (min 57): Paulinho.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | No hay Registros