96-111. El Madrid se ahoga en la marea verde de Boston

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

 

Dentro de 27 años, en 2042, nadie salvo los muy fans que acudieron al Palacio recordará a algún jugador de los actuales Celtics. En la plantilla de los bostonianos no hay ni una mala copia de los Bird, McHale y Parish. No tienen estrellas que vendan camisetas, pero juegan muy bien al baloncesto. Respetan su historia y el uniforme que visten y eso es mucho decir para el equipo de Massachusetts. Con toneladas de orden y una trabajada defensa derrotaron al campeón de Europa. El partido no fue un amistoso. No lo era para más de media plantilla del Real Madrid y tampoco para los organizadores del show. Porque estábamos en Madrid, pero el Palacio, empezando por el parqué, era lo más parecido a un trozo de Estados Unidos en el centro de la capital. La intensidad de los Celtics fue la prueba evidente de que los tiempos han cambiado. Su seriedad estuvo más cerca de la mostrada por las selecciones yanquis en recientes finales olímpicas que de los recordados Open McDonalds o eventos similares. Y eso también es mérito del rival que tenían enfrente.

Si algo tiene la NBA es que cuida su producto como nadie. Homenajean a los suyos y se empeñan en ofrecer una imagen impoluta en cada ciudad que visitan. Sus camisetas de entrenamiento tenían los colores de la bandera española, honraron al Madrid que peleó con los Celtics en el 87… Y, lo más importante, jugaron un partido de verdad. El equipo mostró que lo que había en el bonito envoltorio merecía la pena. El Madrid respondió durante poco más de medio partido, pero el listón de los Celtics era demasiado elevado para un equipo que no ha arrancado. El calendario es el peor enemigo de los blancos a estas alturas del año: Intercontinental en Brasil; Supercopa; los Celtics; mañana arranca la ACB y en una semana, la Euroliga… Demasiado para un grupo en el que la mitad de sus jugadores estaba hace menos de un mes peleando en el Eurobasket. Lo mejor del Madrid es que Thompkins demostró que puede ser el mejor fichaje estadounidense en muchos años y que el «Chacho» y Llull, pudiendo jugar allí, siguen vistiendo de blanco. Con el primero llevando el equipo, el Madrid mandó en el segundo cuarto. Hasta que la defensa de los Celtics se ajustó y la enorme superioridad física de sus exteriores hizo la vida imposible a los de Laso. Ese trabajo atrás a estas alturas de temporada es lo que hace a los de Boston diferentes. Sin una gran estrella es lo que les queda para pelear contra LeBron, Durant y compañía. Y para honrar más a la historia, el partido terminó igual que aquel Open McDonalds de hace 27 años.

. Ficha técnica:

96 – Real Madrid (23+20+26+27): Maciulis (3), Ayón (5), Tompkins (24), Llull (15) y Carroll (4) -equipo inicial- Doncic (1), Hernangómez (5), Nocioni (11), Radoncic, Reyes (15), Rodríguez (13), y Thiago ().

111 – Boston Celtics (25+29+31+26): Crowder (8), Lee (13), Zeller (8), Smart (7) y Bradley (17) -equipo inicial-, Hunter (2), Jerebko (6), Mickey (5), Olynyk (6), Rozier (14), Sullinger (7), Thomas (15) y Young (3).

Árbitros: Monty McCutchen (USA), Dedric Taylor (USA) y Luigi Lamonica (ITA). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la gira NBA Global Games disputado en el Palacio de Deportes de Madrid (Barclaycard center) ante unos 13.000 espectadores.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | motores electricos | Periodoncista Madrid | Viajar por el mundo | Empresa de reformas en Madrid | Apple Watch | |