Gayumbos

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Hacienda quiere pescar en las comisiones de los agentes de futbolistas, que suelen apoquinar los clubes; pero dicen los chicos y chicas de Montoro que esos porcentajes forman parte de la soldada del jugador. En éstas, Jonathan Barnett, representante de «Gales» Bale, asoma la gaita en el momento menos oportuno y envía un mensaje a Cristiano Ronaldo: «Gareth quiere ser el mejor jugador del mundo, no el mejor vendedor de calzoncillos».

O son manías o ganas de dar la nota con esta tontuna de aludir a los gayumbos del prójimo con cualquier pretexto. Manuel Pezzi, portavoz de Deportes del PSOE en el Congreso, aprovechó la bajada a los infiernos del tenis español para atizar en su cuenta de Twitter al líder indiscutible: «El tenis español en segunda categoría mundial, pero gracias a Nadal estamos en primera categoría de calzoncillos».

Ni Barnett ni Pezzi han puesto sordina a sus manifestaciones, no buscan excusas para retractarse. O sea, «mantenella y no enmendalla». Todo lo contrario que la secretaria de Correa («Gürtel», ¡lagarto, lagarto!): «Me tomé tres copas y me vine arriba». Algunos no necesitan empinar el codo para solazarse. Les domina la euforia, o el rencor, o la ira, o la envidia, y largan por esa boquita sin medir las consecuencias.

Cristiano ganó con 23 años (2008) su primer Balón de Oro y fue nombrado Jugador del Año por la UEFA y por la FIFA. A Bale lo eligió la UEFA «octavo mejor jugador de Europa» en 2013. El curso pasado, Barnett se quejó de que los compañeros del Madrid no pasaban el balón a su cliente. No ofende quien quiere y por ahora el bueno de Gareth no resiste la comparación con Cristiano, cuatro Botas de Oro ya.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | revista del corazón | noticiero de telefonía |