Zidane lo tiene claro

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Kovacic era un futbolista que en junio estaba más fuera que dentro del Real Madrid. La última vez que jugó un partido completo había sido en marzo y después sólo había sido titular en un encuentro más de Liga. Es decir, que no contaba para nada para Zidane y se hablaba continuamente de su traspaso este verano. En los dos primeros encuentros oficiales del conjunto blanco esta temporada, el joven futbolista croata ha sido titular. Y en Anoeta disputó los noventa minutos. De la nada ha pasado a ser una pieza fundamental, al menos durante los dos primeros enfrentamientos. «Somos 23 y cada jugador es importante. Cuando falta un jugador, el resto podemos jugar también», decía el futbolista, consciente de su papel. No estaba Modric en el centro del campo, pero sí Isco y James, los habituales para ocupar un puesto en esa zona.

Es con ellos dos con quienes Zidane está ejemplificando su manera de trabajar. Quien no esté comprometido no puede estar en el equipo y no va a dudar a la hora de hacer alineaciones con futbolistas que costaron menos o que tienen menos tirón mediático, al menos en el centro del campo. Más o menos fue lo que hizo con Casemiro al coger el equipo en enero de este año. Pero su apuesta se ha acentuado en este comienzo, cuando las bajas no le han dejado contar con varios indiscutibles. Cuando llegó al banquillo, Zidane contaba con su prestigio y tenía prisa por arreglar una situación alarmante, con el equipo claramente desorientado. Pero ahora que empieza la Liga, que ya más que el prestigio tiene una Champions en su currículum, está dispuesto a tomar decisiones con consecuencias, a hacer valer su posición. No es un entrenador provisional, a ver qué sucede. Es quien manda. «Se nota que la filosofía del entrenador ya está en el vestuario», decía Casemiro. Es decir: «Lo importante es el gran papel que hemos hecho en equipo. Hemos estado sólidos en todos los aspectos y no hemos concedido ocasiones», continuaba el centrocampista.

Ésa palabra: equipo, la repite Zidane constantemente. Sobre todo cuando se le pregunta acerca de algún futbolista. El entrenador del Real Madrid lo elogia, pero enseguida habla del colectivo, de que todos van a contar. La temporada va a ser larga y durante estos años se ha demostrado que las lesiones no respetan a nadie. Zidane no quiere repetir la segunda temporada de Carlo Ancelotti, cuando el equipo se cayó en el momento más importante. Una plantilla larga y con jugadores de calidad evita ese peligro, pero hace que se asome otro: el posible enfado de los futbolistas que consideran que tienen jerarquía para jugar tiempo.

Ahí es donde entra la mano del entrenador, su capacidad para repartir minutos o para mantener a todos contentos. «Van a jugar todos», repite y por ahora está cumpliendo. Cuando a Morata se le preguntó acerca de si consideraba que debía tener muchos minutos contestó que él era un futbolista no un ajedrecista o tenista: es decir, que tenía que pensar en el equipo, no en sí mismo. Eso es lo que pide Zidane.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | gestoria benicalap | SEO | DESPACHOS INSTALADOS ZARAGOZA | recarga de vehículos | Tarot Gratis | Endodoncista en Madrid |