Un problema, tres soluciones

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

El trámite fue rápido. Matías Kranevitter llegaba de entrenarse en el Cerro del Espino, con más ganas de balón que de hablar. Simeone ya ha comenzado a preparar el partido de Copa de mañana contra el Rayo y en el entrenamiento de ayer probó al argentino junto a su compatriota Augusto y a Thomas en el centro del campo. Son las tres soluciones que ha encontrado Simeone para tapar el agujero que ha dejado la lesión de Tiago en el medio del equipo. Hasta hace una semana, a Thomas se le buscaba un equipo para que continuara su aprendizaje en Primera. La llegada de Kranevitter estaba prevista desde el comienzo de temporada. Los dos tienen 22 años, son opciones de futuro. El fichaje de Augusto, de 29, es el único forzado por la convalecencia del portugués. «Queremos jugadores que traigan competitividad interna, experiencia y juventud. Nuestras miras están puestas en el futuro, en futbolistas que puedan crecer», aseguró el presidente, Enrique Cerezo, en la presentación de Kranevitter. Y todos esos requisitos se cumplen entre los tres.

Es la primera experiencia de Kranevitter en Europa, pero no tiene miedo y ya está deseando lucir el número «8» en la espalda de la camiseta rojiblanca. «Uno siempre tiene ganas de jugar, pero hay que estar a las órdenes del técnico. Me siento capacitado para poder jugar. La confianza del técnico y de los compañeros es algo muy grande para mí», asegura. «Uno va a dar el máximo por este club y por esta camiseta», insiste, y se compromete a aportar sacrificio y voluntad. «Eso siempre va a estar de mi lado», asegura. El ex jugador de River Plate ya se había comprometido con el Atlético el pasado verano, pero aplazó su incorporación para poder disputar el Mundial de clubes con su antiguo club. Perdió la final ante el Barça. «Desde el primer momento quise venir aquí. Lo que más me ha llamado la atención es el grupo y lo feliz que se ve dentro del vestuario. Es un grupo muy unido y eso se refleja dentro de la cancha», afirma. Su espía dentro de su nuevo equipo es Vietto, con el que ha compartido vivencias en la selección argentina, pero lo que más ha pesado para su fichaje es la presencia de Simeone en el banquillo rojiblanco. «Es un ganador, que a este equipo le ha hecho mucho bien. Para mí, es un desafío poder estar a la altura», admite el nuevo jugador rojiblanco.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | noticiero de telefonía |