Topos, ratas y traidores

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

«¿Eres tú la rata?», preguntó a Granero en el vestuario del Madrid cuando entrenaba al equipo blanco. El incidente que reveló el portero polaco Dudek en su libro autobiográfico trascendió como la búsqueda de un topo dentro del vestuario. En el Chelsea no busca animales, pero su relación con los futbolistas ha ido empeorando desde el comienzo de la temporada. El año pasado consiguió ganar la Liga sin demasiados sobresaltos en la plantilla, pero al comienzo de este curso todo saltó por los aires.

Como es costumbre, nada de lo que ha sucedido en el Chelsea esta temporada es culpa de Mourinho. Ha sido culpa de los árbitros, de los periodistas, de los jugadores y hasta de la doctora del club, Eva Carneiro, a la que llamó «hija de puta» en público por salir a atender a Hazard durante un encuentro. Carneiro fue apartada del equipo y después abandonó el club, contra el que presentó una demanda que se juzgará el próximo 6 de enero y que podría terminar con su regreso al Chelsea.

«Voy a tratar a vuestros jefes como me tratan ellos a mí. No tendréis más titulares míos» fue su «amenaza» a los periodistas durante una conferencia de prensa. El portugués se ha dedicado durante la temporada a «enseñar» cómo debían trabajar los periodistas en lugar de a hacer su trabajo. «El próximo día os traeré unas gafas para que veáis mejor el partido», dijo en otra ocasión. Y después de perder contra el West Ham, partido en el que fue expulsado, no se presentó a la rueda de prensa sin ni siquiera enviar a un Karanka autóctono a atender a los medios.

Mourinho ganó la liga la temporada pasada y en ésta deja el equipo a un solo punto del descenso y con el vestuario en contra. «La salida de Mourinho es una decisión tomada para proteger los intereses del club. El Chelsea está en dificultades, los resultados no son buenos y había una discordia evidente entre el entrenador y los jugadores», confirmó el director deportivo del Chelsea, Michael Emenalo, en la televisión del club. «Estamos a un punto del descenso y eso no es suficiente para un club como el nuestro», añadía. No era fácil que los jugadores estuvieran de su lado escuchando sus ruedas de prensa. «No estoy contento con Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta, Hazard, Cesc, Matic…», afirmó después de perder en agosto contra el Manchester City. Y el lunes, tras perder contra el Leicester, explotó de nuevo: «Me siento traicionado. Tengo que mirar a los ojos a algunos jugadores y preguntarles si sienten el Chelsea igual que yo. Durante los entrenamientos no hay nada que reprocharles, pero es frustrante el nivel de los partidos».

A pesar de todo, los jugadores se han despedido de él de manera elegante. «Gracias por todo lo que has hecho por mí. Te debo mucho y te echaremos de menos. Mucha suerte en el futuro», decía Cesc Fàbregas en Twitter.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | No hay Registros