Sin Messi, sin Neymar, pero con Suárez

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Se despertó el Barcelona de mal humor, sobre todo Messi. Un cólico nefrítico, cuyo dolor dicen que es lo más parecido que hay a un parto, le hizo pasar mala noche y también perderse las semifinales del Mundial de Clubes contra el Guangzhou. Se unía así a Neymar y se confirmaba que el Barça tenía un problema: sin el brasileño y el argentino, el conjunto español pierde el regate, el cambio de ritmo, el desborde, por lo que el partido iba a ser un ejercicio de paciencia. Y así fue.

Mucho balón, muchos pases en zona inofensiva y pocas ocasiones. Munir falló la primera, que llegó tras un pase filtrado de Iniesta, al milímetro. El portero Li salió rápido a cubrir el hueco y no dejó espacio al canterano. Después, el portero, que ya había mostrado cierta fragilidad, dejó suelto en el área un balón tras un tiro lejano de Rakitic. No lo despejó bien y Luis Suárez le penalizó. Atento, el uruguayo se adelantó a toda la defensa para rematar el 1-0 cuando la primera parte prácticamente moría.

Fue un alivio para los azulgrana, ayer de azul celeste, que no lo estaban viendo nada claro. Enfrente había un rival con mucho orden. Scolari, su entrenador, dejó a Robinho en el banquillo. El delantero brasileño fichó en agosto y cobrará tres millones de euros por seis meses de trabajo, pero en un partido así se quedó fuera de inicio. Toda una declaración de intenciones.

El Guangzhou estaba formado por un portero flojo, siete futbolistas prácticamente centrados en defender y tres brasileño que también defendían, pero que además montaban rápido y bien el contraataque. Paulinho era la sombra de Iniesta, y recuperó muchos balones. Se los pasaba a Goulart, que en tareas defensivas vigilaba a Busquets y en ofensivas trataba de buscar el pase rápido a su otro compatriota, Elkeson, que corría al espacio. Todas sus salidas se quedaron en un «casi», porque Mascherano y Piqué iban bien al corte, pero tampoco sufría atrás el conjunto chino.

Tocaba Iniesta, trataba de meterse entre líneas Sergi Roberto e intentaba recibir Luis Suárez, que se venía al borde del área para buscar la jugada individual. Algún regate le salió, de esos suyos con la cabeza agachada, más eficaz que bonito, pero le costaba culminar. Sin Messi y sin Neymar se sentía responsabilizado, y terminó siendo el jugador más determinante del encuentro. Por su oportunismo antes del final de la primera mitad y por su calidad justo al volver del descanso, en una jugada para guardar en vídeo y ponérselo a los jóvenes aspirantes a delanteros. Recibió de espaldas, puso el balón de cara a Iniesta y corrió al área, pero sin perder de vista a su compañero. Siempre sabían dónde estaban el «8» y también la portería. También ayuda la clase de Andrés para colocar el balón por encima de la defensa. Al otro lado apareció el uruguayo para controlar con el pecho y rematar sin dejar al balón que cayera. 2-0. Punto final.

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Antes, el Barcelona tuvo que aguantar unos minutos de incertidumbre. Tras el 1-0 se animó el Guangzhou a ir más arriba y creó peligro a balón parado, sobre todo en un cabezazo de Elkeson ante el que respondió perfectamente Bravo, la elección de Luis Enrique para la portería. Tras el 2-0, el partido ya fue otro. Jugaron a placer los chicos de Luis Enrique, que durante todo el encuentro hicieron muy bien la presión tras pérdida, con Busquets otra vez en plan extraordinario. Empezaron a aparecer más espacios donde antes parecía que no había y Suárez tuvo la posibilidad de firmar el triplete con un penalti que hicieron a Munir, aunque pareció más que el defensa tropezó con el barcelonista. Fusiló el charrúa y, ya sí, tocaba empezar a pensar en River Plate, el rival en la final. Descanso para Iniesta y minutos para Sandro y Sergi Samper. Y a todo esto, Robinho no jugó ni un minuto.

3- Barcelona: Bravo, Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba (Adriano, min 76), Busquets, Rakitic, Iniesta, Sergi Roberto (Sandro, min 70), Suárez y Munir.

0- Guangzhou: Li, Zhang, Feng, Young-Gwon, Zou Zheng (Li Xuepeng, min 35), Paulinho, Zheng (Yu, min 56), Huang, Goulart, Zou y Elkeson (Gao, min 67).

Árbitro: Joel Aguilar Chicas (Salvador). Amonestó a Feng

Goles: 1-0 (min 39): Luis Suárez aprovecha el rechace del portero tras un tiro de Rakitic. 2-0 (min 50): Luis Suárez remata tras controlar con el pecho un pase de Iniesta. 3-0 (min 67): Luis Suárez, de penalti.

Incidencias: International Stadium Yokohama. El lateral Zheng sufrió una escalofriante lesión en la primera parte.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | | EMPRESAS DE REFORMAS | servicio tecnico piscinas | arrancadores progresivos | estampación de camisetas | gestoria en valencia |