¡Qué vergüenza!

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

La guerra entre Rossi y los españoles Márquez y Lorenzo está convirtiéndose en un auténtico esperpento. En Sepang, donde todo empezó con aquella patada de Valentino a Marc, se ha vivido el último capítulo desagradable: caída de Márquez y estruendo de júbilo en la grada. Faltaban los fuegos artificiales, el confeti y el champán. Una vergüenza, vaya. Escuchar al público jaleando la caída de un piloto, de un tipo que se juega la vida a 300 kilómetros por hora, es como si en el fútbol o el baloncesto se celebrase la lesión de la estrella rival.

Source: Motociclismo

Diseño web GrupoUnetcom | Apple Watch | | | EMPRESAS DE REFORMAS | servicio tecnico piscinas | arrancadores progresivos |