Objetivo: el Calderón

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Lo había jugado todo hasta que Zidane le dio un respiro justo antes del parón de selecciones. De 930 minutos posibles (siete partidos de Liga, dos de Champions y la final, con prórroga, de la Supercopa de Europa) sumaba 840 hasta que entró en el plan de rotaciones de Zizou. Todos habían pasado ya por esta situación y al capitán le tocó quedarse fuera del choque frente al Eibar. Se temía el técnico francés que iba a jugar completos los dos partidos clave con España y quiso darle un respiro. Trató de protegerle, pero una mala caída tras un salto en Albania va a dejar al Real Madrid sin su líder las próximas seis semanas.

La noche del domingo al lunes fue larga para el sevillano, que notaba que algo no iba bien en su rodilla y por un momento se temió una rotura de ligamentos. Tanto Lopetegui como el doctor Celada apuntaban a un esguince, que la exploración de ayer confirmó. «Tras las pruebas realizadas a nuestro jugador en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja se le ha diagnosticado un esguince de Grado II en el ligamento colateral medial de su rodilla izquierda. Pendiente de evolución», decía el parte médico oficial. Lo que no confirmaba, pero que es lo habitual en estos casos, son las entre cuatro y seis semanas necesarias para recuperarse de un problema así.

Traducido al calendario que le espera al club blanco, significa que el Madrid va a perder a su capitán para los cuatro próximos partidos de Liga (Betis, Athletic, Alavés y Leganés) y para los dos choques en Champions frente al Legia de Varsovia. Después de esto, llegará un nuevo parón de selecciones, en el que es de suponer que Lopetegui no tendrá la oportunidad de llamar a uno de sus futbolistas indiscutibles. A la vuelta de este paréntesis regresa la Liga y aparece en el horizonte el derbi madrileño en el Calderón, una fecha en la que, si no hay complicaciones, Ramos debería estar listo para volver a jugar.

Una cita importante de las que no suele perderse el central, líder espiritual de este grupo tanto en las buenas como en las malas. Ha visto cuatro amarillas y ha cometido tres penaltis en lo poco que va de curso, pero también empató la Supercopa de Europa en el último minuto y hasta hace nada era el máximo goleador blanco con tres tantos. Ahora comparte este honor con Gareth Bale y, a pesar del ruido externo, Zidane no tiene dudas de su importancia, por eso lo había jugado todo en los nueve primeros compromisos de temporada. Pepe, Varane y Nacho se repartirán ahora los minutos que hubieran sido para Sergio, que desde ya trabaja con un objetivo: el Calderón.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | gestoria valencia | tonos movil | LOCALES ZARAGOZA | gestoria benicalap | SEO | DESPACHOS INSTALADOS ZARAGOZA |