"No quiero descansar"

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Otra vez se le apagó la luz a Garbiñe antes de tiempo. Salió de Wimbledon inesperadamente tras una mala tarde ante Cepelova (117 del mundo) lastrada por 22 errores no forzados y casi sin energía para moverse por la pista. «Estaba sin fuerzas vacía», dijo en Londres, donde un año antes había sido finalista. También le supo a poco su paso por los Juegos, arrollada en otra mala tarde por Mónica Puig, una jugadora claramente inferior a la española aunque luego acabara colgándose el oro. «No voy a hacer un drama, ha jugado increíble», admitió Muguruza, que también ha dejado el último grande de la temporada cuando nadie lo podía imaginar. La segunda ronda sigue siendo su límite en Nueva York, después de caer frente a Sevastova, número 48 del ranking y otra de las rivales que ha sabido encontrar oro entre las dudas de «Garbi».

Después de ceder el primer set en el entreno ante la belga Mertens, respondió de forma contundente la vigente campeona de Roland Garros. Sacó de la pista a su rival y remontó hasta la segunda ronda. Volvió a la pista para dar otro paso y la letona Sevastova no parecía un problema demasiado grande, más para una tenista que soñaba con discutir el número uno este mismo año a Serena Williams. Todo iba perfecto en el primer set, donde rompió el saque y sirvió para llevarse el parcial. En ese noveno juego algo se rompió en el plan de Garbiñe, que cayó en un agujero del que nunca pudo salir. No pudo llegar a la bola de set y lo que sí sucedió fue que la letona ganó tres juegos seguidos para apuntarse la primera manga. «Fue un partido muy duro. Creo que no jugué bien y ella sí que lo hizo. Tal vez en la última parte sentí tener una oportunidad, pero realmente no pude. Además no estoy jugando a mi mejor nivel. Es extraño cuando lo das todo, pero estoy intentando mejorar», explicaba Garbiñe, que no volvió a parecerse a ella misma en todo el encuentro. Al final pudo maquillar un poco el resultado hasta el 6-4, pero más por las dudas de la letona que por una recuperación por su parte.

38 errores no forzados y seis roturas en contra son algunos de los números que dejan claro el mal día de Muguruza, que no cree tener que cambiar nada en su temporada por esta salida prematura de Flushing Meadows. «Voy a descansar un poco, pero creo que es mejor seguir jugando y tener más oportunidades en otros torneos que tomar un largo descanso. Quiero seguir teniendo oportunidades de ganar partidos. Ahora no quiero parar», insistía, recordando que no por ganar Roland Garros el resto de la temporada iba a ser fácil para ella. Respecto a sus dudas, no cree que sea un exceso de responsabilidad. «Siempre estoy nerviosa y salgo a darlo todo, pero… no voy a darle muchas vueltas, la verdad».

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | motores electricos | Periodoncista Madrid | Viajar por el mundo | Empresa de reformas en Madrid | Apple Watch | |