Más estrellas que dinero

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

La Liga mira a la «Premier» para copiar su capacidad para generar dinero y vender su producto a cualquier parte del mundo. En España se ensayan fórmulas, como cambiar los horarios, vender los derechos unidos, repartir de manera más equitativa el dinero entre todos, pero sigue muy por debajo de los beneficios que se producen en Inglaterra. Sin embargo, los pasos son acertados: el fútbol español reduce su deuda, recibe más dinero y se puede ver cada vez en más sitios, con una labor por parte de la Liga para dar visibilidad mediante antiguas estrellas. El dinero lo es todo y en España ya se ha entendido, aunque aún se está varios metros detrás del fútbol inglés.

Nuestro fútbol quiere alcanzar su modelo y, sin embargo, en Inglaterra se mueren de envidia ante el éxito del estilo español cuando hay que competir. La sideral distancia de dinero es inversamente proporcional a la distancia futbolística. El Sevilla ganó al Liverpool en la final de la Liga Europa y el Madrid se deshizo del Manchester City en las semifinales de la Liga de Campeones. El conjunto inglés dejó una imagen inapetente, de falta de ambición. Además, en los tres últimos años, el campeón de Europa ha sido español, sólo la Juve ha osado discutir el dominio de la Liga en Europa. La Premier, con su dinero, con su modelo o con su estructura económica no es capaz de plantar cara al éxito en el que se mueven los equipos españoles cuando compiten en Europa.

Puede suceder que sea cuestión de tiempo y que el potencial económico de la Premier acabe reflejándose en un dominio sobre el continente. Es la Liga que más ha invertido, seguida de la alemana y la italiana. En la Bundesliga, la buena organización les permite gastar dinero. Son equipos sin deudas y bien organizados. En Italia es la necesidad de volver a competir la que hace que el dinero corra.

En España, en cambio, se es más cauto. Quizá porque los dos grandes protagonistas del mercado en España, el Madrid y el Barcelona, han preferido reforzarse antes que hacer grandes gastos. Llama la atención el mercado protagonizado por el club que preside Florentino Pérez, más conservador que nunca. Sólo ha fichado a Morata, convencido de que tiene un equipo para competir con el Barcelona y el Atlético en la Liga y de que le vale para repetir como campeón de Europa, algo que no ha conseguido nadie desde que la Copa de Europa se convirtió en Champions.

El Barcelona, con un once armado, no quiere que le pase como la temporada pasada, cuando sufrió un bajón en primavera que casi le deja sin Liga. Ha fichado a buenos jugadores que van a ser, casi todos, suplentes. El tercero, el Atlético de Madrid, ha fichado a Gameiro para reforzar su ataque y, como los dos grandes, ha intentado dar empaque a su vestuario para tener una plantilla larga y no llegar agotados al mes de mayo, cuando se decide el éxito.

Los tres que van a luchar por el campeonato que ya empieza han fichado a futbolistas secundarios. El galáctico, Pogba, el hombre que de verdad ha movido el mercado, se ha marchado al Manchester United, el único dispuesto a pagar lo que pedían él y su representante. El equipo de Mánchester lo necesitaba más que nadie y el centrocampista francés ha decidido volver a Old Trafford, aunque sepa que esta temporada no va a jugar la Champions. Así de poderoso es el dinero. El fichaje de Pogba puede ser un buen aviso de lo que va a llegar. No es ahora, pero el Manchester se prepara para lo conquista de Europa en un par de años.

Mientras el dinero todavía no se impone, el fútbol español disfruta de Ronaldo, Messi, Neymar, Bale, Luis Suárez, Benzema o Griezmann, los futbolistas más rutilantes y una gama de estilos en los banquillos en la que se descubre una de las claves del éxito: está el elegante estilo de Berizzo en el Celta; la apuesta de Valverde en el Athletic; la estética de Quique Setién en Las Palmas o de Eusebio en la Real; la cabezonería de Sampaoli en el Sevilla, con Lillo detrás; el todo o nada de Paco Jémez, esta vez en Granada; la novedad de Poyet; el regreso de Juande; el carisma de Zidane; la impaciencia de Luis Enrique o el carácter de Simeone. Un crisol de planes, mientras se ahorra dinero.

Source: Fútbol

Diseño web GrupoUnetcom | gestoria en valencia | variadores de velocidad | servicio tecnico piscinas valencia | motores de corrente contínua | piscinas de obra en valencia | |