Más cerca, pero insuficiente

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Indian Wells debe ser el punto de inflexión para que Nadal se acerque lo más posible al jugador que fue. Está en ello y ésa es la mejor noticia. Rafa volvió a competir con Djokovic en el Masters 1.000 del desierto californiano. Volvió a perder, sí; igual que sucedió en los cinco duelos directos anteriores, pero ayer peleó y estuvo a un punto de arrebatar un set al indiscutible número uno del mundo. El español perdió por 7-6 (7-5) y 6-2, pero abandona el torneo con unas sensaciones que no experimentaba desde hace año y medio. El rostro mostrado en cuartos ante Nishikori lo ratificó durante más de medio partido ante el serbio. Le tuteó, le incomodó y eso ya es mucho. Es cierto que «Nole» no ha estado esta semana al nivel de su marciano 2015, pero nadie le ha generado esta temporada tantos problemas como los que se inventó Rafa durante más de una hora de partido. La ovación con que le despidió la central y los aplausos de Djokovic son el reconocimiento a un torneo más que notable.

Rafa peleó para ganar. Nada que ver con lo que sucedió hace algo más de tres meses en la final de Doha. En aquel partido y en una superficie idéntica, Nadal sólo sumó tres juegos. El duelo empezó con demasiados errores. No hubo un dominador porque nadie controló los intercambios. Desde el primer punto (24 golpes), la igualdad presidió la primera manga. Rafa, después de salvar dos situaciones complicadas con su servicio en los juegos séptimo y noveno, tuvo una bola de set en el décimo. «Nole» la salvó, pero asumió que había rival. Desde la final de París 2014, en la que se impuso Rafa, Nadal no había sido capaz de mirar a la cara al de Belgrado. También lo hizo en el «tie-break». Con un «passing» llegó a igualar a cinco el desempate, pero es que enfrente estaba el líder de la ATP. Djokovic necesitó 69 minutos para doblegar en el primer asalto a Nadal. Luego todo fue más sencillo.

Mientras los juegos en los que sacaba Rafa rondaban los diez minutos, Djokovic resolvía los suyos con relativa comodidad. Hasta que en el sexto logró el «break» definitivo. El empujón le permitió terminar el partido como claro dominador, lo que no había sucedido hasta ese momento. Rozando las dos horas (1:58), Nadal claudicó y encajó su quinta derrota de la temporada.

Djokovic buscará su tercer título del año. En la final (21:00, C+Deportes 2) espera Milos Raonic. El pupilo de Moyá se deshizo del belga Goffin después de dos horas por 6-3, 3-6 y 6-3. En Indian Wells, el canadiense busca su primer Masters 1.000. Para el serbio puede ser el vigesimoséptimo con lo que igualaría el récord de Nadal. Busca su quinto título del torneo (2008, 2011, 2014 y 2015), el tercero de una temporada (Doha y Australia) en la que sólo ha cedido un partido. Fue una retirada ante Feliciano López en los cuartos de Dubai. Sólo los problemas en un ojo han logrado frenar al serbio hasta ahora.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | Posicionamiento natural | trucos instagram | motores electricos | Periodoncista Madrid | Viajar por el mundo | Empresa de reformas en Madrid |