La sequía continental de Müller

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Thomas Müller es uno de esos jugadores que sin ser especialmente bueno en nada, lo es todo. No es el más rápido ni el más alto ni el que mejor remata de cabeza ni el más hábil, pero es listo y tiene gol. ¿Les suena? De Raúl se decía algo similar… El problema del atacante alemán es que en las Eurocopas se le atraganta una de sus facetas. Si en los dos Mundiales que ha disputado ha marcado cinco tantos en cada uno, siendo máximo anotador en el de 2010 y ayudando, y mucho, en el de 2014 a que su país se proclamara campeón, en sus dos torneos continentales la cuenta está a cero. En el de hace cuatro años, nada; en el que se está disputando en Francia, tampoco, y no será porque no lo ha intentado. Es el futbolista de su selección que más veces ha disparado, pero el resultado es el siguiente: cuatro tiros despejados por el portero, dos por los postes, siete fuera, cuatro bloqueados por la defensa y ninguno dentro. En estos números no se incluye su lanzamiento en la tanda de cuartos de final ante Italia, en el que tampoco acertó. El suyo fue uno de esos tiros extraños en medio de los penaltis con más miedo de la historia. Avanzó despacio mirando a un lado, esperando a que Buffon se venciera, pero el portero aguantó y el delantero tiró flojo al sitio contrario al que apuntaban sus ojos. Parada, aunque ese fallo desde los once metros de Müller no es una novedad esta temporada. «Voy a estar un tiempo sin tirar penaltis. Trabajaré más mi técnica y volveré mejor. Voy a dar un paso atrás para que otros tengan la oportunidad», explicó al diario «Bild». Han sido varios errores desde los once metros este curso; el más doloroso para él, el de las semifinales de la Liga de Campeones contra el Atlético, que hubiera puesto al Bayern 2-0, por delante en la eliminatoria por primera vez. Quedaron eliminados.

«Un gol me daría paz, pero porque tendría que dejar de contestar a preguntas sobre ello», asegura Müller, harto de tener que justificarse después de cada partido. «Obviamente, me hubiera gustado marcar antes, pero no es una soga que sienta alrededor del cuello. Tal vez la primera ocasión que tuve contra Irlanda del Norte debí marcar, pero en los tiros al poste no hubiera hecho nada diferente. Fue por milímetros», explica el atacante del Bayern. Cada vez que le ponen delante el dato de su sequía, responde con la palabra «equipo». «Nosotros no dependemos de un jugador, por eso nos llaman “mannschaft” (el equipo)», respondió en una de las ocasiones.

«Estoy contento con mis actuaciones», insiste el jugador. Su entrenador y sus compañeros también dan la cara por él. «Es astuto, siempre está preparado», lo define Joachim Löw, que le ha puesto de titular en todos los encuentros. «No me importa si marca o no», continua el preparador. Los compañeros hablan de los huecos que crea con sus desmarques, de su inteligencia, pero en el partido de mañana contra Francia, en la búsqueda de la final de la Euro, a Alemania le vendría bien la faceta anotadora de Müller, que esta temporada con el Bayern ha marcado más goles que nunca: 32 en 49 partidos. Mario Gómez es baja definitiva, y el puesto de delantero queda sin dueño. Quizá adelante él su posición, o Götze vuelve a ocupar el sitio de «falso 9», que no terminó de funcionar en el primer partido, ante Ucrania. Draxler es otra de las opciones.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | | credito capital privado | tendencias de moda | | | |