La Liga de Zidane

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Zidane no ha ganado la Liga, pero ha creado algo para el futuro. El entrenador del Real Madrid cogió un equipo que no veía nada bueno en el horizonte y le ha llevado a luchar por el campeonato hasta la última jornada de Liga y a poder ganar la Champions, dentro de dos fines de semana. Como el entrenador francés reconoció el viernes pasado, su llegada al banquillo blanco despertó algunas dudas. Era un mito como futbolista, pero un novato como entrenador en la élite. No tenía más recorrido que el Castilla en Segunda B y, sin embargo, al coger al primer equipo en enero demostró que conocía mejor que nadie que teclas tocar para cambiar el futuro del Real Madrid.

Conocer el vestuario

No eran los conocimientos tácticos, casi científicos, el estudio de los datos. Eran más importantes otras cosas: el tacto, la capacidad para comprender a un vestuario con jugadores de primerísimo nivel, saber tratar esos egos sin crear demasiados conflictos e imponer su autoridad y su personalidad en los días decisivos. Eso hizo Zizou, que no es poco, y los resultados han llegado. Es verdad que empezó como un tiro, aunque dio la impresión de que era más una burbuja que realidad. Cuando llegó al banquillo, el Madrid tenía un calendario cuesta abajo y eso lo aprovechó. Fue el dolor del partido contra el Atlético y la sufrida, y poco merecida victoria en Las Palmas,, la que puso el suelo real al equipo y al trabajo de Zidane. Explotó la burbuja y le hizo ver su realidad. Lo que quedaba iba a ser duro y contra un rival que parecía implacable. Había que trabajar y tomar decisiones.

Personalidad

Isco y James pasaron definitivamente a tener un papel secundario, mientras que Casemiro ocupaba el lugar para el que fue repescado en verano. Una de las cosas que se le echan en cara a Benítez es que prescindió de Casemiro el día que tuvo que enfrentarse al Barcelona, cuando el centrocampista había sido el futbolista que mejor resultado le había dado hasta entonces. Zidane no cambió de planes la tarde que jugó en el Camp Nou. Fue cuando su Madrid pegó un golpe en la mesa, un golpe que rearmó para lo que llegaba después.

Un modo de jugar

En el campo, el Madrid ha cambiado un poco su modo de ser. Con Ancelotti, casi siempre era un equipo que se encontraba muy cómodo en el vértigo; con Benítez casi nunca tuvo claro lo que quería, y con Zidane ha demostrado ser un equipo paciente, que sabe que tiene que saber resguardarse. Así ha jugado los partidos importantes (contra el Barcelona y los dos frente al Manchester City) y es más que probable que ese sea su planteamiento del día de la final. El Atlético de Madrid es el equipo que mejor aprovecha las debilidades y los errores del contrario y Zidane lleva mucho tiempo trabajando para que el Madrid no los cometa. Lo ha hecho bien, pero su verdadero examen llega a finales de mayo.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | Posicionamiento natural | trucos instagram | motores electricos | Periodoncista Madrid | Viajar por el mundo | Empresa de reformas en Madrid |