La levedad atrás de un equipo invencible

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Repite Zidane que no le preocupa que el Madrid siempre acabe recibiendo un gol los últimos partidos. Es, después del Atlético y del Villarreal, el equipo que menos goles ha recibido en la Liga y es, tras el Barça, el que menos remates recibe. El miércoles, además, sumó su partido 27 consecutivo sin perder. La última vez que fue derrotado fue contra el Wolfsburgo, en abril: cayó en Alemania y remontó en la vuelta. Visto con frialdad, la trayectoria defensiva no puede considerarse como negativa. «No creo que haya fragilidad. Estoy contento con la defensa porque no es sólo una cuestión de la defensa», contaba Zidane después del encuentro en Varsovia.

Porque si bien los números dicen que el Real Madrid no es frágil, la sensación que deja en algunos partidos y, sobre todo, en el de Varsovia, es de una levedad defensiva que da muchas ventajas a los contrarios. El Legia, por ejemplo, sólo ha hecho cuatro goles en Champions, todos al Madrid.

El primer problema del conjunto blanco son las bajas: sin Casemiro ni Pepe ni Ramos pierden a los tres futbolistas con más jerarquía en la defensa. Hay un dato esclarecedor: «tackle» es la jugada en que dos jugadores pelean por la pelota y chocan. Casemiro, que sólo ha disputado tres encuentros de Liga, sigue siendo, después de Kroos, el segundo futbolista que más «tackles» ha ganado en el Madrid. Es decir, que faltan jugadores que vayan con determinación a la disputa de un balón. Sus sustitutos, además, no terminan de encontrar su punto de forma. Varane no ha tomado la iniciativa como se suponía. Sigue siendo rápido y tiene buen toque de balón, pero no lidera al equipo. Navas ha vuelto a la portería con muchas dudas y a Kovacic o a Kroos les falta la regularidad de Casemiro.

Dice Zidane que no hay que focalizar en la defensa, que hay que fijarse en el trabajo de todo el equipo. El vestuario sabe que tiene que compensar jugar con tres arriba con el trabajo y armazón del resto. Zizou saltó en Varsovia con un 4-2-4: que es una invitación a golear o a vivir muchos minutos en el alambre.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | motores electricos | Periodoncista Madrid | Viajar por el mundo | Empresa de reformas en Madrid | Apple Watch | |