Estilo sin premio para el campeón

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Alemania se fijó en España para relevarla en el monopolio de los grandes títulos. Renunció a algunas de sus señas de identidad históricas para parecerse a la Roja de los bajitos, que atacando y defendiéndose siempre con el balón ganó dos Eurocopas y un Mundial consecutivos. Así planteó ayer Joachim Löw el asalto a la anfitriona Francia que, curiosamente, tiene la superioridad física de los equipos germanos que hace años convirtieron en verdad la frase de que al fútbol se juega once contra once y siempre gana Alemania. Ayer perdió con su estilo, con su nuevo estilo, ante un rival que propuso menos y fue superado ampliamente en la primera mitad, pero encontró premio en cada revuelta del destino. 725 días después del gol de Götze a Argentina en Brasil, los de Löw perdían la posibilidad de enlazar la corona mundial con la europea. En el minuto de descuento de la primera parte que, en realidad, nunca existió, se cegaron los germanos, descabalgados tras el gol de penalti que les llegó cuando lo que en realidad tocaba era el tiempo de descanso.

Como España, Alemania sufre para encontrar el gol y las ocasiones claras por mucho que tenga al rival encerrado en su área. Su único «killer», Mario Gomez, estaba descartado por lesión y Müller se vuelve a ir de una gran competición sin anotar. Por eso, la superioridad alemana no tuvo premio antes de que Francia se encontrara con una mano inconsciente de Schweinsteiger dentro del área. Como Boateng frente a Italia, un penalti que parecía evitable complicó la vida de la campeona, que hasta que Griezmann le castigó ayer con el segundo tanto, no había recibido un gol en jugada. El contratiempo le quitó la partitura que intenta interpretar desde que en la Federación Alemana decidieron que el modelo a seguir era España. «Hemos sido el mejor equipo del torneo. La pena es que no hemos tenido la suerte y el acierto que necesitábamos», se lamentaba Löw.

Ayer, el estilo más cercano al balón no encontró el premio que sí obtuvo el contragolpe de Deschamps. Su Francia tenía que estar en la final y la jugará el domingo, con más físico que talento, mucho oportunismo y un futbolista inspiradísimo: Griezmann. El único, con Platini (9), que ha marcado seis o más goles en una edición de la Eurocopa.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | reparacion de piscinas | Casa rural con spa privado | posicionar web | | | credito capital privado |