El laboratorio funciona

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

«Trabajo» es la palabra que más repite Rafa Benítez en el Madrid. «Trabajo» y «equipo». No le gustan las preguntas acerca de jugadores porque no quiere destacar a nadie. Sucedió ayer, cuando terminó el partido: «Ha sido un trabajo de todos. Ha sido una victoria de equipo», contestó, contento por cómo se había desenvuelto el Madrid en un campo difícil, en unos tiempos complicados. Ipurúa podía hacer daño a un grupo que no tiene la moral por las nubes, pero salió del estadio reforzado por la entrega de todos, que supieron sacrificarse. «Era importante conseguir los tres puntos y hacerlo con ese espíritu de sacrificio. La clave para ser fuertes de cara al futuro es que el equipo muestre este sacrificio, trabajo, intensidad y esfuerzo», explicó el entrenador.

Contra el Barcelona, además de los desajustes tácticos, también se echó en falta más espíritu por parte de los futbolistas, que enseguida se sintieron derrotados. El Eibar fue una prueba de fortaleza y los jugadores blancos la superaron: «Quiero destacar el espíritu de sacrificio del equipo y que los jugadores han demostrado trabajo, intensidad, esfuerzo, y luego han sumado su calidad», repitió el entrenador.

Mucho esfuerzo, pero también estudio, la lección aprendida en los entrenamientos de la semana. Dominó el Real Madrid la primera parte, pero le costó mucho hacer oportunidades. Tuvieron una Ronaldo y otra Bale. Poco más. El gol llegó en una jugada ensayada: un córner sacado en corto, el balón vuelve al que ha sacado, que con más ángulo pone la pelota en el primer palo. Ahí remató Bale: «Es una victoria de equipo en base al trabajo de todos. La jugada ensayada ha salido bien y nos ha permitido abrir el marcador en un campo difícil y conseguir tres puntos ante un rival complicado. Todos los jugadores del Real Madrid han hecho un partido sensacional», describía Benítez. El entrenador insiste con estas jugadas en los entrenamientos porque sabe que en los días duros son una baza que puede dar luz. Hasta ahora ese trabajo no se había visto reflejado en el campo. El Eibar, que se estaba defendiendo con orden, se sorprendió: «No nos habían hecho un gol en jugada de estrategia y en un córner que nos sacan, nos han marcado. En alguna ocasión tendría que ser. Los jugadores del Madrid son físicamente fuertes y te ganan en ese sentido», explicaba Mendilibar.

Ya salen estas jugadas en el Madrid, que empieza a alzar la vista: «Estamos en noviembre y aún queda mucho por delante. Tenemos un gran equipo y vamos a pelear cada partido hasta el final», reflexionó Benítez. «No importa quién entre sino que el que salga lo haga con la misma intensidad, espíritu de sacrificio y trabajo, y así se ha demostrado en este partido. Trabajando llegaremos donde queremos. Estamos con el presidente y el entrenador», explicaba Pepe.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | Mejor dentista Madrid | poesias | construccion piscinas valencia | Posicionamiento web google | accesorios movil | Posicionamiento seo madrid |