El Chiringuito de Pedrerol: ¡Basta de hipotecas, Vicente!

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Las obsesiones son malas compañeras de viaje. Y Del Bosque con Diego Costa tiene una auténtica obsesión. Todo tiene un límite, y el compromiso que adquirió el seleccionador con el hispano-brasileño antes del Mundial comienza a resultar cansino. Costa ha tenido más oportunidades que nadie con España y esto empieza ya a parecer un reto personal del seleccionador, empeñado en obtener un rendimiento que el jugador nunca ha ofrecido.

Voluntad sin acierto

En Alicante vimos más de lo mismo por parte de Diego Costa. Mucha voluntad, sí. Muchas ganas… pero nada de acierto. Seguimos sufriendo a ese jugador metido con calzador y que ha cambiado el estilo de juego que deslumbró a Europa y al mundo precisamente cuando él no estaba. Ahora todos tienen que jugar para él. Están condicionados por su presencia. Forzados a renegar de la fórmula que tantos éxitos les dio para que Costa tenga sitio en el equipo.

Un gol en diez partidos

España ganó la última Eurocopa jugando con un falso delantero y tocando, y ahora quiere ganarla sin delantero y al pelotazo. Porque Costa no está. Sólo ha marcado un gol en diez partidos. De churro. Y hace más de un año. No tenemos que renunciar a nuestro ADN futbolístico. No puede ser que un futbolista que está haciendo una temporada pésima en Londres sea un fijo en las alineaciones. No se entiende que un jugador que no ha respondido a las expectativas sea insustituible. La Selección no puede ser Costa y diez más.

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Otros lo merecen más

Tampoco puede ser que el delantero más en forma de nuestro fútbol, Nolito, sea suplente de Diego. Ante Inglaterra, cuando Mata sustituyó al del Chelsea, cambió todo. España llegó con más claridad, los ingleses recularon oliendo el peligro y llegaron los dos goles. ¿Hasta cuándo hay que aguantar? Del Bosque tiene que respetar a los que han hecho grande a la Selección y que también le han hecho grande a él. Y debe respetar además a los que sí merecen las oportunidades que Costa ha agotado.

Mal comportamiento

Del Bosque adquirió un compromiso moral con Costa cuando éste renunció a jugar con Brasil para ir al Mundial con España. Pero estos contratos también tienen una fecha de vencimiento. Y el de Lagarto no se ha ganado seguir. Pero, más allá del fútbol, tampoco se ha ganado la continuidad con su comportamiento. Estamos hablando de algo tan serio como la imagen de la Selección.

Un proyecto nuevo… sin él

Se acabó la broma. No se trata de que marque un gol mañana. Es algo más. La Selección necesita un proyecto nuevo tras hacer el ridículo en el Mundial… y éste no pasa por Costa. Pasa por dar oportunidades a los que hacen méritos, como el propio Nolito, como Aduriz, como Lucas Pérez… y como todos aquellos que tienen talento e ilusión para jugar con España. No más ataduras. ¡Basta de compromisos que hipotecan a nuestra Selección!

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | Mejor dentista Madrid | poesias | construccion piscinas valencia | Posicionamiento web google | accesorios movil | Posicionamiento seo madrid |