El "Chacho", el cuarto Rey Mago

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Como si la agonía de la primera fase de la Euroliga no hubiera sido suficiente, el Madrid volvió a bordear el abismo en el arranque del «Top 16». Ganó, pero lo hizo con un sufrimiento exagerado. Demasiada tensión porque enfrente estaba el rival más sencillo del grupo y el Madrid se mostró convaleciente después del clásico. Ganó porque el «Chacho» se puso el traje de héroe en la segunda parte. Después de irse al descanso en blanco y con 20 de los peores minutos del equipo en toda la temporada, el base anotó 22 puntos y repartió 6 asistencias para evitar que el Brose presumiera de una sorpresa monumental. Por las manos de Sergio Rodríguez pasaron al menos 34 de los 52 puntos que anotó su equipo en el tercer y el último cuarto. Con los otros dos referentes exteriores, Llull y Rudy, en el fondo del banquillo lesionados, el «Chacho» acabó con la enconada resistencia de los alemanes.

El Real Madrid fue un equipo irreconocible hasta el descanso. Las bajas obligaron a Laso a parir un quinteto titular atípico. Nada funcionó en ambos lados de la pista. Las apariciones de Carroll y Reyes taparon algunas vías, pero fue insuficiente. Los alemanes, cómo no podía ser de otra forma, fueron ordenados, tenían claro el plan y la pésima defensa blanca les dejó hacer a su antojo. Lo que fueron unas tímidas desventajas iniciales se convirtió en una escapada por encima de los diez puntos (20-34, min 17). Laso probó con defensas zonales en las que Ndour y Taylor hacían de Slaughter. La apuesta no funcionó como lo hacía con el añorado estadounidense, pero al menos alteró las pulsaciones de los germanos. Sin ningún punto anotado entre los tres exteriores titulares y con un sonrojante 1/15 en triples se fue el Madrid al vestuario.

Lo que sucedió después fue responsabilidad del «Chacho». Su primer acierto fue un triple y ya nada le detuvo. Sumó 14 puntos en el tercer cuarto y encontró las ayudas de Taylor y Ayón. La hemorragia se cortó, pero el Madrid seguía por detrás (57-60). Cuando la defensa subió un grado más, algo que tampoco era pedir demasiado, el Brose se atascó. El «Chacho» seguía a lo suyo. Bandejas, triples, asistencias… sólo una herida en el antebrazo le mandó un momento al banquillo avanzado el último cuarto. El equipo ya se había puesto por delante, pero el trabajo no había terminado. El cansancio permitió a los alemanes rehacerse y entrar en el último minuto con todo por resolver (77-77). El tercer triple del «Chacho», en el último segundo de posesión y con el defensor encima, fue el colofón a su recital. La ayuda de Nocioni en el último parcial –los nueve puntos del argentino llegaron en los minutos más calientes– fue el complemento perfecto.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | refinanciar deudas | asnef rai | revista del corazón | noticiero de telefonía |