Con Zizou, química y físico

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Cuando Zidane se hizo cargo del banquillo en enero, pocos vaticinaron que su Madrid iba a ser tan peleón. Tras esa segunda «pretemporada» que el francés ejecutó, su Madrid encadenó doce victorias en Liga y conquistó la Undécima con un despliegue físico impresionante. Esta temporada, con la llegada de un exigente preparador físico como Antonio Pintus, Zidane ha confirmado que su Madrid, donde sobra calidad, va a cimentarse, además de en la enorme química entre la plantilla y el técnico, sobre una presión exhaustiva al rival y un despliegue tanto en ataque como en la contención que exigirá un enorme esfuerzo a todos los jugadores.

Corrió más

Ante el Celta, los datos ilustran el poderío físico de un Madrid que corrió 108 kilómetros, uno más que el cuadro vigués. Poca diferencia, pero la cifra cobra importancia al estar tanto el equipo blanco como el Barcelona, claros dominadores del pasado campeonato, entre los cuatro equipos que menos corrieron, acostumbrados a tener el balón más que sus rivales. Casemiro, con 11,39 kilómetros, Kroos (11,31) y Carvajal (10,38) fueron los tres jugadores madridistas que más distancia acumularon en sus piernas.

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Un coloso por alto

El Madrid se impuso al Celta en otros parámetros que también miden la intensidad, corroborando que no gana tantos encuentros en el último cuarto de hora por casualidad, no da un balón por perdido, no escatima y no desfallece, sino todo lo contrario, en el tramo final. Ya lo dice el himno de la Décima: «Porque nadie resiste tus ganas de vencer».

En los duelos aéreos, blancos y celestes saltaron a 22 balones divididos, llevándose el cuadro de Zidane 16, un 73% de los mismos. O, lo que es lo mismo, tres de cada cuatro. Y eso sin jugadores como Pepe o Cristiano en el campo, aunque sí con otros futbolistas excepcionales en el juego aéreo como Varane, Ramos, Casemiro, Bale o Morata. Precisamente Varane y Bale fueron los que ganaron un mayor número de estos saltos, con cuatro cada uno.

Se hinchó a robar

En cuanto a robos de balón, un indicador fiable tanto del buen posicionamiento de un equipo como de su intensidad defensiva, el Madrid también fue abrumadoramente superior al Celta, pese al buen trabajo de los de Berizzo. Robó 40 balones por 24 de los gallegos. 25 de esos 40 robos del Madrid se produjeron directamente a través de una de las acciones más físicas del fútbol: el «tackle». Carvajal, con diez robos, fue el jugador más destacado del encuentro, seguido de Casemiro (9), Marcelo (6) y Modric (4). El croata ni siquiera jugó el partido completo, pero su inteligencia para leer los pases y movimientos del rival le hacen ser uno de los mejores recuperadores.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | recarga de vehículos | Tarot Gratis | Endodoncista en Madrid | reparacion de piscinas | Casa rural con spa privado | posicionar web |