Cholo, punto y…

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Las palabras de Diego Pablo Simeone en San Siro, tras la cruel derrota del Atlético, enmudecieron y alarmaron al mundo rojiblanco. ¿Anuncio de despedida? ¿Calentón por el fiasco ante el Madrid? O el convencimiento de que el fin de ciclo del técnico argentino en el banquillo del Calderón es una posibilidad real.

No han pasado cuarenta y ocho horas desde el «me estoy planteando pensar, nada más que eso», que dijo Simeone en Milán y el mundo rojiblanco sigue intranquilo porque le gustaría una declaración firme de su entrenador sobre su futuro. El técnico, que ya ha viajado a Argentina, no tiene intención de hablar. Y los contactos con el club serán confidenciales.

Con contrato en vigor, con el Inter pendiente de su decisión, con la selección argentina en el futuro, Diego Pablo Simeone tendrá que dejar claras las cosas. Lleva trabajando, junto a sus colaboradores, Andrea Berta y Caminero, cinco meses en el proyecto de la próxima temporada. Ha dado el visto bueno –de hecho, en el club no se hace ningún fichaje sin su consentimiento– a las llegadas de Diogo Jota y Gaitán y ha puesto sobre la mesa el nombre de posibles refuerzos. Con la prioridad de la contratación de un goleador. Diego Costa y Cavani son los que más le gustan.

Razones por las que hay tranquilidad, dentro de la alarma desatada, en los dirigentes. Con Simeone, el club lo ha ganado todo menos la Champions, ha pasado de la alcantarilla al cielo, el Atlético es reconocido a nivel mundial y el futuro, con la economía mucho más saneada que hace unos años, se presenta halagüeño. Sin embargo, para combatir con las mismas armas que el Barcelona y el Real Madrid hay que gastarse unos cuantos millones en refuerzos. Y eso, en el fondo, es lo que pide Simeone: poder estar al mismo nivel competitivo que los dos trasatlánticos del fútbol español.

Desde el Calderón abogan por la tranquilidad, recuerdan los sobresaltos por los que ha pasado la entidad antes de la llegada de Simeone –descenso a Segunda, intervención judicial, malos resultados deportivos hasta la Europa Liga de Quique Sánchez–, pero también argumentan que el club tiene 113 años de historia, que se habían ganado Ligas, Copas y una Recopa yque se ha estado entre los grandes de Europa. Y en el caso extremo de que el Cholo se bajara del barco, se está en condiciones de tener un proyecto deportivo atractivo de garantías.

Los jugadores, la pata más importante del banco, creen que Simeone seguirá, que no los va a abandonar y que juntos buscarán la cuarta final para el Atlético. Tiago comentó que habló con Simeone para renovar e igual ha pasado con otros futbolistas, como Saúl, Griezmann o el mismísmo Torres, que con trabajo y goles convenció al técnico para seguir.

Un vestuario unido, que comulga con las ideas de Simeone, y en el que ya se habla de bajas. Óliver y Vietto han aportado muy poco pese a su calidad y saldrán del equipo. Lo mismo que Thomas, Kranevitter y Gámez. Para suplir al lateral malagueño se va a cerrar ya, es inminente, la contratación del croata Vrsaljko, jugador del Sassuolo, de 24 años y compañero de Modric, Rakitic y el ex rojiblanco Mandjukic en la selección de su país.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | alquiler zaragoza | Posicionamiento natural | trucos instagram | motores electricos | Periodoncista Madrid | Viajar por el mundo |