Carolina Marín no para

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Si 2014 fue el año de Carolina Marín, después de que conquistara el Europeo y, sobre todo, su primer título Mundial de bádminton, ¿qué decir de 2015? El crecimiento de la española ha continuado y con 22 años está todavía muy lejos de llegar a su techo. Revalidar el campeonato del mundo, algo que en toda la historia sólo habían conseguido las jugadoras chinas, era el gran objetivo, pero no el único. Carolina alcanzó el número uno de su deporte y, pese a perderlo por unas semanas justo tras reconquistar su oro en Indonesia, lo recuperó, y ejerce como tal. En total, Marín ha conquistado seis títulos (en Inglaterra, Malasia, Australia, el Mundial, Francia y Hong Kong), además de haber llegado a dos finales más, en Alemania e India, en un 2015 en el que no se le puede poner ningún pero deportivo, pese a que su relación con la Federación Española sigue sin ser la ideal. Ayer, alcanzó su último éxito en el Abierto de Hong Kong, tras imponerse en una apretada final a la japonesa Nozomi Okuhara, número nueve del mundo y a la que se había medido anteriormente en dos ocasiones, una de ellas perdida, en 2014, justo en la misma cita, pero en las semifinales, y otra ganada, en éste, el «año de Carolina», en el que únicamente ha sufrido ocho derrotas.

No fue fácil volver a doblegar a la nipona, que cayó por 21-17, 18-21 y 22-20 en una hora y media de un partido con muchas idas y venidas y de mucho nervio. En el primer set mandó la española al principio para verse después con 15-15, pero la presión no la atenazó. En el segundo, Carolina se vio muy por detrás y logró remontar hasta el 17-17, pero se le terminó escapando. En el definitivo parcial, mandaba Carolina 16-9 y llegó a desperdiciar hasta seis puntos de partido, para verse con empate a 20. Tampoco le tembló el pulso en ese momento a la mejor jugadora del mundo, que con dos puntos seguidos levantó su sexto trofeo del curso.

Carolina se ha convertido en un fenómeno en España, donde admite que ya empiezan a reconocerla por la calle, algo que le viene ocurriendo desde hace tiempo en los países asiáticos, en los que el bádminton es casi una religión. Aquí era prácticamente inexistente hasta que Marín comenzó a ganar títulos por delante de la legión de chinas o de la india Saina Nehwal. El próximo gran objetivo de la onubense será la Copa de Maestras, que se disputa en Dubái del 9 al 13 de diciembre y que enfrenta a las mejores del año. 2016 será un año importantísimo para la española, ya que tendrá la oportunidad de intentar ganar una medalla que todavía no figura en su colección: la de los Juegos Olímpicos, en los que aspira, cómo no, al oro. Río será su segunda participación, después de haber competido en Londres, en el año 2012, siendo eliminada en la fase de grupos. Claro que ésa era otra Carolina…

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | Tarot Gratis | Endodoncista en Madrid | reparacion de piscinas | Casa rural con spa privado | posicionar web | |