Campeón eterno

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

«El ciclismo me gusta, es mi pasión. Es también mi trabajo, un deporte, pero, ante todo, una pasión». Las palabras de Alejandro Valverde explican su carrera ahora que ha conseguido por cuarta vez el trofeo de mejor ciclista del año según el ranking de la UCI. Alejandro es un ciclista único, no es un «clasicómano», aunque este año haya ganado por tercera vez la Flecha Valona y la Lieja-Bastoña-Lieja. Tampoco es exclusivamente un corredor de grandes vueltas, aunque disfrute esta temporada de su primer podio en el Tour. Es un ciclista completo, capaz de competir durante todo el año. Ha ganado carreras en enero, marzo, abril, junio y agosto. Y en septiembre consiguió el maillot verde de la Vuelta. «No sé si soy el más completo del pelotón, pero siempre estoy ahí luchando, siempre en gran posición y con regularidad. Eso explica cómo se consigue cuatro veces ganar este ranking», asegura.

Valverde ha tenido dos vidas, divididas por la sanción por dopaje que sufrió en 2010. Antes de eso ya había conseguido ganar la Vuelta en 2009, dos medallas de plata y una de bronce en el Mundial, dos victorias en la Lieja-Bastoña-Lieja y una en la Flecha Valona, además de ser el número uno del ranking mundial en 2006 y 2008. Al regresar de la sanción en 2012 casi ha calcado su palmarés anterior: tres bronces en el Mundial, dos veces ha ganado la Flecha Valona, una la Lieja, un podio en el Tour y en dos ocasiones –2014 y 2015– ha sido número uno del mundo. Simetría casi perfecta.

«Con Alejandro, el esfuerzo por encontrar palabras de alabanza y agradecimiento siempre se queda corto», reconoce el mánager de su equipo, Eusebio Unzué. «Da igual dónde lo lleves: carreras del World Tour o no, de una característica u otra… incluso aquí [en Abu Dabi], en la última carrera del año, quería que fuese más relajado y de inicio ya estaba pensando en disputar una etapa. Su agotamiento no se vislumbra, ni físico ni mucho menos psíquico», añade.

Con él, su equipo sabe que siempre tiene posibilidades de victoria. Por eso, a pesar de reconocer que el circuito del pasado Mundial no era el más apropiado para él, no dudó en designarle como el líder del grupo. Pero la importancia de Alejandro va más allá de la carretera. «Es la persona que da calma y confianza a este grupo; el que hace que Nairo pueda progresar sin presión. No sé cómo será el día en que se nos acabe, pero con él cada año se empieza con ilusión», asegura Unzué. «Aunque tarde, el mundo del ciclismo se está dando cuenta del grandísimo valor que tiene. Hay gente como él, incluso alguno habrá mejor en determinadas cosas, pero si en la balanza pones, además, la parte humana se sitúa en ventaja con todo el mundo. Es un hombre único», sentencia.

Source: Ciclismo

Diseño web GrupoUnetcom | creditos taxistas | presupuestos reformas integrales en Madrid | PRIMERA POSICION GOOGLE | Obras y Reformas | alquiler zaragoza | Posicionamiento natural |