Benítez les pide "alma"

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Mientras el estruendo tras la derrota en Villarreal va remitiendo muy poco a poco, Benítez sigue trabajando con el respaldo de la directiva para encontrar, por fin, el buen rumbo a su proyecto en el Real Madrid. Sin partido de vuelta de Copa por la sanción tras el «caso Cheryshev», el técnico aprovechó la previa del entrenamiento de ayer para dirigirse a los jugadores. No fue una charla grupal pura y dura, pero sí que quiso transmitir algunos mensajes particulares y otros a nivel un poco más general. El técnico desea mirar hacia adelante, pasar página y seguir confiando en que su método va a dar resultado. Después de cada tropiezo ha insistido en que el equipo debía prepararse «lo mejor posible para el siguiente compromiso» y olvidar lo que había sucedido. Un argumento que utilizó ayer al dirigirse a sus subordinados. Quiere centrarse en el futuro, en lo que viene, que en realidad son los tres próximos partidos, porque la exigencia que existe en el Madrid hace que los plazos no puedan ir mucho más allá: el Rayo Vallecano y la Real Sociedad en el Bernabéu antes de que acabe el año, y ya en 2016, la visita a Mestalla.

En este horizonte es donde Benítez quiere ver una actitud distinta de sus futbolistas. Se puede llamar compromiso, actitud o «alma», que es lo que ha reclamado a sus futbolistas de aquí en adelante. Un ingrediente, en su opinión, imprescindible para que las cosas funcionen, independientemente de que el escenario general sea más o menos favorable. El técnico desea la versión de la segunda parte en El Madrigal, donde sólo la falta de puntería evitó que el Real Madrid remontara el tanto de Soldado. Tuvo ocasiones de sobra para hacerlo, pero la ansiedad pudo más que las ganas de recuperar el tiempo perdido. El entrenador está dispuesto a poner todo de su parte para que la situación mejore, pero exige lo mismo de sus futbolistas. Les pide que trabajen unidos dentro del campo, y que «no salgan a verlas venir», como dijo Ramos que había sucedido en los primeros 45 minutos en El Madrigal. Ayer, después del entrenamiento, el capitán blanco publicó un mensaje en las redes sociales: «Una sola idea: trabajo, trabajo y trabajo», justo uno de los ingredientes que había pedido Benítez a la plantilla un poco antes. Él es uno de los líderes tanto en el vestuario como en el césped cuando las cosas se tuercen y, aunque ha estado en las últimas derrotas, el momento anímico del grupo mejora con el sevillano a pleno rendimiento y como titular.

Más allá de si el ambiente es el mejor o de si los jugadores están más o menos encantados con su nuevo técnico, éste les reclama el máximo en cada minuto de juego, algo que no se ha visto en las últimas caídas. La racha de triunfos –ante rivales inferiores– tras Sevilla y el clásico ante el Barça, o las actuaciones en Vigo y Bilbao, dos victorias con minutos de juego convincentes, hacen pensar que salvar la temporada todavía es posible si este compromiso se une a la calidad y extensión de una de las mejores plantillas de Europa.

Éste fue el mensaje de Benítez a la plantilla ayer y lo que espera ver en las tres próximas citas. Porque la Liga está todavía ahí, según el técnico, y los octavos de la «Champions» esperan en febrero y marzo como bálsamo.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | accesorios movil | Posicionamiento seo madrid | refinanciar deudas | asnef rai | revista del corazón | noticiero de telefonía |