1.000 veces Pau

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Catorce años y casi dos meses después de su debut ante los Pistons con los Grizzlies de Memphis, Pau Gasol alcanzó los 1.000 partidos en la primera fase de la NBA, 1.115 si se contabilizan sus citas en los «play-offs», con dos títulos incluidos. Pau se convirtió en milenario con una derrota ante los Hornets de Charlotte, aunque eso fuera lo de menos. Del mate a una mano en un contraataque delante de Cliff Robinson en 2001 a los 13 puntos y 11 rebotes de ayer, Pau se ha convertido en una leyenda. Y con 35 años y medio todavía quiere más. Por eso no descarta emigrar lejos de los Bulls en busca de un último baile, su cuarto equipo en la Liga, para ganar su tercer anillo.

Pau ha alcanzado un nivel en el que ofrece una regularidad muy pocas veces vista en la NBA para un jugador de su edad. Sus números (14,4 puntos y 10,9 rebotes) le vuelven a poner en el camino del Partido de las Estrellas, pero él es más ambicioso. Disfruta de su segundo año de contrato con los Bulls y el tercero, el próximo, es opcional. Con siete millones de dólares por temporada, él tiene claro que puede aspirar a un mejor salario y, lo que es más importante, en un equipo que tenga posibilidades reales de pelear por el anillo. En Chicago lo considera algo improbable, así que en verano su intención es convertirse en agente libre. Por si fuera poco, el nuevo contrato televisivo de la Liga entra en vigor a partir del verano de 2016, con lo que los contratos serán todavía más jugosos. Habrá cambios significativos en las plantillas y cualquier aspirante al anillo estará encantado de recibir a Pau en sus filas. Él se deja querer: «Veré cómo nos va en la temporada, cuáles son los intereses del equipo, mis intereses y qué opciones tengo». Tiene un estatus que le permite hacer este tipo de reflexiones y que nadie en la franquicia de los Bulls se lleve las manos a la cabeza.

Gasol, a lo largo de su carrera, es un jugador que siempre se ha movido por retos. Cada uno de los pasos que ha dado era en busca de un objetivo mayor: el paso de Memphis a los Lakers, la salida de unos Lakers mortecinos a Chicago, el reto del último Eurobasket… Pau ve ahora que en Chicago es muy complicado que la franquicia dé un paso adelante. Pelear por algo más que alcanzar la final del Este parece complicado. «Hay que diferenciar dos aspectos importantes en lo que respecta al significado del partido de hoy, porque llegar a la marca de los 1.000 es para sentirme orgulloso y feliz, como lo estoy, y por otro lado la decepción de haber perdido un encuentro que era importante para el equipo de cara a la lucha por estar arriba en la Conferencia Este». Pau sigue siendo ambicioso cuando ya lo ha ganado todo.

La hazaña de Gasol adquiere mayor dimensión si se le compara con jugadores históricos que no pudieron alcanzar los cuatro dígitos. Magic Johnson (906), Larry Bird (897), Jerry West (932) o David Robinson (987) jugaron menos partidos que Pau. Con 30 partidos más se convertirá en uno de los 100 jugadores con más encuentros disputados en la historia de la NBA. Y su mejor actuación de esta temporada fue precisamente el día que cumplía 999 partidos. Fue ante los Nuggets de Denver, con 26 puntos y 19 rebotes. Inagotable Pau.

Source: Deportes

Diseño web GrupoUnetcom | | Casa rural en Guadalajara | gestoria valencia | tonos movil | LOCALES ZARAGOZA | gestoria benicalap |